Blogoteca 20 Minutos

miércoles, 23 de febrero de 2011

Historias Berídrikas. Vol. 1. Los Pubs.

Dos amigos. El Tirilla y el Ninonino. Acera arriba, acera abajo. Cazando moscas. Ni un puto duro para un cubata. Viendo cómo la peña entra y sale de los Pubs entre risotadas y buenrrollismo.

- Mecagondios, qué asco vida. Ni para una puta cerveza. ¿No tienes nada suelto, nen?.

El otro que se mira en los bolsillos y araña ahí unas pocas monedas de 20 céntimos.

- Esto es lo que hay, Tirilla.
- Pues ya ves, yo tengo una de 50 céntimos.

Se queda pensativo el tío con la moneda de 50 céntimos en la mano y coge y le dice al Ninonino:

- Dame esas monedillas, anda.
- ¿A dónde vas?
- Espérate aquí, que ahora vengo.
- Joder, ya te vale.
- Tú dámelas, Nino.
- ¿Por qué no llamamos al Chumi que nos deje 50 leuros?.
- Dámelas, coño, joder.

Se mete en la carnicería del Isidro y dos minutos después sale con un paquete enrrollado en papel de carnicería de ese forrado por dentro con plástico.

- ¿Qué has comprado?
- Una salchicha de frankfurt de esas largas.
- Pero neeeeeeeeen......
- Tú tranquilo, que está todo controlado. Ahora vente conmigo.

Se meten en el primer Pub que pillan. Se van para la barra. Y coge el Tirilla y le pide al camarero dos jarras de medio litro de San Miguel Selecta de barril y dos Cardhus dobles en vaso ancho.

- ¿Pero qué haces, retrasado? - le dice el Ninonino.
- ¿Tú tienes sed o no?
- Pues claro, corki.
- Pues venga. Confía en mí.
- Nos van a partir la cara, Tirilla.
- Tranqui.

Se beben las dos jarras de medio litro y se hincan los dos Cardhus dobles. Relamiéndose. El Ninonino que se mira al Tirilla con cara de "verás tú ahora qué risera". El camarero que no les quita ojo. Gorilón de dos metros en la puerta del Pub. Descartado el "hacemos un sinpa". Coge el Tirilla y saca el paquete de la salchicha. El Ninonino que se lo mira con cara de flipe.

- Mira, yo ahora me voy a meter la salchicha por dentro. Me voy a abrir la bragueta, la voy a sacar y tú te arrodillas y haces como que..., bueno, ya sabes...
- Tirilla, no me jodas, nen.
- Tú hazme caso.

Total, que así lo hacen y en cuanto el camarero se queda con la copla llama a seguridad, los increpan (que si maricones de mierda, que si hijos de puta, cerdos, que esto no se hace aquí, etc., etc.) y los echan a la calle.

Se meten en el Pub de al lado. Dos jarras bien frías de cerveza y dos whiskis dobles. La misma historia cuando acaban de trincárselos: salchicha de frankfurt asomando por la bragueta, el Ninonino que se agacha, y a la puta calle los dos.

Se meten en otro más. Mismo resultado. Los dos partiéndose la caja. Dos jarras más. Dos whiskis más.

Y en otro Pub después. Y en otro. Y así hasta que llevan ya al menos 9 o 10 Pubs. 9 o 10 jarras de cerveza de medio litro. 9 whiskis dobles cada uno. Unas veces Cardhu, otras Lagavulin, otras un Oban. Hasta el ojete, vamos.

Total..., que salen del último con la risera encima. Y caminando por la acera, de medio lado con la peste a vinagre, muy perjudicados, el Ninonino le dice al Tirilla...:

- Tirilla, nen..., tengo una peana encima que lo flipas, tío... Y tengo ya las rodillas pelás, nen, de tanto agacharme...

Y coge el Tirilla y le responde...

- Ya te digo, nen.... PUES IMAGÍNATE CÓMO ESTOY YO.... QUE PERDÍ LA SALCHICHA HACE YA CUATRO O CINCO RONDAS...

2 comentarios:

xavier dijo...

ese es ya muy viejo chumi

PACO CHUMOSKI dijo...

Vamos haciendo. Recopilando historias basadas en hechos reales.
(XD)