Blogoteca 20 Minutos

lunes, 27 de junio de 2011

Vidas Cruzadas. Episodio 2.

CÁMARA 1.

- Aquí Mazas. 100% operativo. Furgoneta 1. ¿Me recibes Pío Pío?.
- Te recibo Mazas. 100% operativo también. Esperando instrucciones con los compañeros.
- Oye...
- ¿Qué?
- ¿Es necesario esto de los apodos?.
- Joder, macho... ¿en cuantas intervenciones has estado, tío?.
- Esta es la primera. Estoy un poco excitado.
- Pudieran tener pinchadas las líneas, capullo.
- Ah, ya....
- Fíate. ¿Viste ayer la de DIABLO, tío? La del Vin Diesel.
- No. Estuve con SUPERVIVIENTES.
- Dile al Richal que se ponga, anda.
- Aquí, Richal. Furgoneta 2. ¿Qué pasa, maricón?.
- Ríchal, ¿viste ayer la del DIABLO o no, tío?
- Buá, pasote que te cagas.

CÁMARA 2.

- Oye, Jose Luís..., aquí hay una de gente que no veas. Parece ser que han montado una fiesta en Pza. Catalunya. ¿Hoy qué santo es?
- No te escucho mu bien, Chumoski. Me estoy quedando sin batería.
- Que digo que qué santo es hoy.
- ¿Hoy? San Agustín de no sé cuantos.
- Ah, vale. ¿Dónde estás?
- En el centro de la plaza.
- ¿Ahí metido?. Hay mucha gente. Y desde aquí parecen hippies, nen. Es un mercadillo, ¿no?.
- No sé. Yo es que he recibido un mensaje esta mañana diciendo que me esperaba justo ahí, en el centro. En una tienda de campaña.
- Hostie, a ver si tienen butifarra y longaniza de esa de pagés.

CÁMARA 1.

- Aquí, Pío Pío. En furgoneta 2. Mazas, ¿me recibes?.
- Aquí, Mazas. Furgoneta 1. Dime, Pío Pío.
- Qué te iba a decir... Cuando te bajas una peli en japonés (por poner un ejemplo, vale), luego te bajas también el otro enlace de los subtítulos, ¿no?. Entonces, luego..., ¿cómo pegas los subtítulos a la peli?.
- ¿Einnn?. ¿Qué peli es?.
- Una un poco guarrilla de un tío que la tiene como un caballo.
- Pero..., vamos a ver... ¿pa qué quieres los subtítulos, Pío Pío?
- Coño, pues por los comentarios y eso.

CÁMARA 2.

- Oye, José Luís!!! Que soy Paco otra vez!!! ¿Ande coño estás?
- Tú tira p'alante.
Un hippie me interrumpió la conversación.
- Tú, madero, lárgate de aquí. No queremos violencia policial.
- Mire, usted, Sr. hippie, que es que creo que se equivoca, sabe.
El hippie se giró y gritó:
- UN MADERO!!!!
Para qué te cuento más. Tuve que sacar mi D.N.I., la VISA SUPERCURRELA y enseñarles el Sport y todo. Luego todo fueron "hostia, perdona", "lo siento" y tal, pero el mal rato ya me lo hicieron pasar. Para compensar, no tenían butifarra de huevo ni longaniza de pagés, pero me invitaron a unas caladas.

- Chumoski!!! ¿Qué está pasando ahí?
- Tranquilo, José Luís. Todo controlado. Buena gente los hippies estos.
- Estoy en la tienda rosa que hay al lado de la fuente. Entre un puesto de garrapiñadas y un muchacho haciendo malabarismos con el canuto ese y una cuerda.

CÁMARA 1.

- Pío Pío. Aquí, Mazas. Furgoneta 1. ¿Qué está pasando? No veo nada. ¿Empieza la fiesta o qué?
- Aquí Pío Pío. Furgoneta 2. Todo en órden, Mazas. Los indignados han confundido a un tío bajito y feo con un secreta.
- Igual es el Angelito.
- No. El Angelito tiene las orejas desabrochadas y no va rapado. Además, hoy libraba.
- Qué hijoputa. Pues se lo va a perder, y luego fijo que pilla un rebote que no veas. Algo pondrá en el Facebook, ya verás.
- Oye, Mazas.
- Qué.
- ¿Por qué no puedes llamarme Rodri, tío?. Pío Pío me raya.
- ¿Otra vez te lo tengo que explicar? Cambio y corto, joder.


CÁMARA 2.

Sorteé a un hippie malabarista.
- Nen, cuidao con el canuto y la cuerda que como me des cobras.
- Paz y amor.
- Paz y amor.
Me compré una bolsita de garrapiñadas. La típica gusilla que te queda después de desayunar, tú mentiendes. Cuatro leuros, sabes.
- Cuando abras sucursales en Paris y Nueva York avisas, joputa - le dije al de las garrapiñadas.
- ¿Perdone, cómo dice, amigo?.
- Nada, nada. Que están deliciosas.
Y encontré la tienda de campaña rosa dentro de un laberinto de tiendas de campaña.
Me asomé dentro. Una muchacha estaba sentada en su interior. Con las piernas cruzadas. Buenas piernas, por cierto, y qué mini tan corta. Se le ven las braguillas. Una camisetilla con una margarita dibujada que le marcaba bien los pezones. No llevaba sostenes. Tenía los ojos cerrados, y con la boca hacía todo el rato: "mmmmmmmmmmmmmmm......". Parecido al Profesor Xavier cuando usa sus poderes, vale, solo que esta no era calva.

To be continued.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas verde, chaval. Como Pep.

PACO CHUMOSKI dijo...

Gracias, amigo.
Pep es que es más de Martí i Pol.
Yo tiro más para lo contemporáneo.
(JAJAJAJAJAJAJA!!!!!)

The Arte - SAN dijo...

Arte de vanguardia. Me gusta.