Blogoteca 20 Minutos

martes, 3 de enero de 2012

Diario de... Regalos de Reyes.



- Buenos días.
- Buenos días, dígame.
- Estoy buscando un perro que respira.
- ¿Sabe cómo se llama?.
- Adolfo.
- ¿De qué color es?
- Marrón. Lleva un pañuelo rojo en el cuello y unas Ray-Ban Classic Aviator con montura plateada sobre la cabeza.
- Un momentito, ahora vengo.

Le dice algo al oído a su compañera, que se coloca en caja, y sale del dispensario. La cola para pagar es de, aproximadamente, a ojo, unas 244 personas. Hago amago de encencerme un cigarro; olvido que no se puede fumar. Merde.

A una señorona restaurada, a mi vera, le ha dicho un muchacho que se llama "Marcial", al que los hombros de la americana le quedaban por los codos, que el PÁRKING POLIGONERO de LEGO estaba justo delante suyo, pero que no sabía si aún quedaba alguno pues se habían vendido mucho, acto seguido ha vuelto a atender un cliente. La señorona, que venía con las tablas memorizadas, se ha girado ipso-facto y ha divisado desde su posición que si, que quedaba una caja. Una chica jóven que se encontraba observando indecisa las estanterías, ha hecho ademán de ir a cogerla. La señorona ha dado dos largas zancadas, bolsón de piel en volandas, se ha dado impulso, y le ha hecho un placaje profesional contra una viga maestra adornada con guirnaldas. La chica, sangrando por la nariz, ha sido atendida por el Samur (también de LEGO, ojo). La señorona, enseñando los puentes de la dentadura, ha vuelto triunfal a la Caja con el botín y la VISA PLATINUM FUCK en la mano. Una gota gorda de sudor perlaba su frente.

- ¿Está usted bien, señora? - le he dicho.
- Si, muchas gracias, jóven.

En el pasillo de los Cliks de Playmobil un señor muy mayor con gabardina y tembleque estaba abriendo una descomunal caja que rezaba CENTRO DE DESINTOXICACIÓN PLAYMOBIL. Sujetaba a duras penas un Cd que le resbalaba.

- Oiga, señor, esto no se puede hacer - le recrimina una dependienta madurita con una plaquita en el pecho derecho que pone "Aurora".
- Ya lo sé, reina, es que a mi nieto también le gusta mucho este grupo, sabe usted, de siempre, tiene pasión por ellos, sobre todo por el del medio, y había pensado en meterle el Cd dentro de la caja porque ya no me llega para papel de regalo.
- No se preocupe, caballero, que en aquel mostrador se lo envolvemos todo gratis.
- Gracias, reina. Se pondrá muy contento.
- ¿Qué edad tiene?.
- Este año cumple 49.

Un niño de 10 o 11 años, no más, corretea por los pasillos con un monopatín, azotanto tobillos a propios y extraños. Su padre está coqueteando con una atractiva dependienta mucho más jóven. Lo localizo porque de vez en cuando se gira hacia él y lo llama por su nombre. Le da un aire a Francisco Correa . El Niño del Monopatín no le hace ni puto caso y sigue martirizando a la clientela presente. Por otro lado, el Jefe de Sección no quita ojo a la dependienta. Está anotando algo con avidez en una libretilla. La dependienta lleva un escote de infarto. Los sostenes son de color rojo. Sus labios también.

Dos niñas de unos 9 años se están estirando de los pelos en medio del pasillo justo delante mío. Una a dos manos y la otra solo con una mientras con la otra sujeta una caja de la BARBIE ESTEBAN. Intervienen las madres. Se increpan. Se acusan. Llama a Seguridad dice un dependiente detrás de mí. Tras las acusaciones llegan las tortas. Se cogen también de los pelos. Vuelan los bolsos. Vuelan las chaquetas. Madres e hijas agarradas por los pelos. Llegan los maridos. Un diente perdido me golpea una ceja. Me sale un poco de sangre. La enjuago con un pañuelo. Llega una unidad antidisturbios de los Mossos de Quadra. Con sus boinas, sus botas, sus sprays, sus escudos de metacrilato, sus brillantes lentejuelas, y sus porras en la mano. Cargan. Los reducen a todos menos a la niña que aún sostiene la BARBIE ESTEBAN. Agarra fuerte la caja con sus brazos sobre el pecho, se atrinchera tras una figura gigante de Artur Mas hecha con LEGO y le saca amenazadora una lengua bífida de palmo y medio (sin exagerar) a uno de los Mossos. SSSSSSHHHHHH!!!!! Sus ojos... maldita sea, ¿qué les pasa a sus ojos?. Logran acorralarla unos metros más allá contra la estantería de los libros de Jerónimo Stilton. Finalmente uno de los Mossos le pone una Cruz de Caravaca en la frente, la niña aulla, se arrodilla y pueden reducirla. Se los llevan a todos.

Una pareja de novios se acerca al mostrador cogiditos de la mano. Preguntan por el MONOPOLY CHUECA. El dependiente les dice que tienen el de Los Simpsons, el de Valdebebas (que además incluye un DVD con Florentino Pérez haciendo de Banca Electrónica), el Monopoly del Carmel (con billetes falsificados), todos ellos novedades de este año, pero que el de Chueca no. Se van cogiditos de la mano. El del Carmel parece interesante.

Un señor bien vestido pregunta por los Action Man. En concreto por el ACTION MAN YURI URDANGARIN.

- Se ha agotado, señor. Si quiere puedo llamar a la sucursal de Belice.
- ¿Y si me acerco a la de Mallorca?
- Ahí tampoco quedan, caballero.
- Caramba... qué contratiempo...
- Es que ha estado muy buscado. Mire, tenemos también el ACTION MAN GURTEL SUCKS.
- ¿Y este qué hace?
- Es muy, muy similar al YURI URDANGARIN, pero con muchos más accesorios. No es tan alto, pero lleva todos estos trajes adicionales. Mire qué bonitos. Si parecen de sastrería y todo.
- ¿También hay que pagar por ellos?
- No, señor, estos vienen gratis.

Un grupo de padres han acaparado la XBOX 360 de muestra. Campeonato improvisado de FIFA en la Planta 7ª. Los hijos, a su alrededor, lloran y patalean. Quieren jugar también. Uno de los papás marca gol, se levanta y hace el aeroplano por el pasillo, celebrando. "Toooooooma!!!!. JÓDETE MOURINHO!!!!". Detrás mío el dependiente vuelve a solicitar que venga Seguridad.

- Antoñito, hoy has venido muy susceptible me parece a mí.
- Llámalos, te digo.
- Estais lobotomizados por el portugués ese.
-  Es lo que hay. Llámalos y que me echen al del aeroplano.

El Niño del Monopatín sigue a lo suyo. Dando por culo de aquí para allá ante la desidia de su padre, que sigue entretenido con la dependienta del escote, ora preguntando por el pack de RUEDA DE PRENSA BAKUGAN, ora por el juego APRENDE A MAQUILLARTE CON CRISTIANO. Socavando, en definitiva. Tuerce a la derecha y, entre sobresaltos de la gente se acerca a mi posición junto al mostrador. Cuando llega a mi altura le arreo un collejón. PLAS!!!. Se trata de un movimiento imperceptible al ojo humano no entrenado y solo se escucha el PLAS!!!, por tanto. El niño cae. Al mismo tiempo recojo el monopatín en el aire con la mano libre tras otro hábil e imperceptible movimiento de pie haciendo palanca.

- Ha sido usted.
- Me gusta tu monopatín.
- Ha sido usted, joputa. Se lo diré a mi padre.

Me inclino un poco y le susurro al oído:

- Os sacaré solo un ojo, a tí y al anormal de tu padre, para que con el otro podais ver cómo me lo como crudo. Luego cogeré vuestra dirección y allí iré para violar a tu madre, tus hermanas y tus mascotas con un condón de lana. Y por último le meteré fuego a tu casa.

Se va corriendo por donde vino. Criatura.

Por fín vuelve la dependienta que ha ido a buscar a mi perro. Ahora que me fijo bien veo que es guapa. Quizá la raya de los ojos demasiado exagerada, pero guapa. Viene con una caja bajo el sobaco. En la caja pone "EL GATO ARAÑA" de Bizak. La pone encima de la mesa.

- ¿Y esto qué es?
- Lo siento caballero, pero no hemos encontrado su perro. Esto es lo más parecido que tenemos en el almacén.
- Es un gato de plástico y pelo artificial.
- Efectivamente. Maulla, ronrronea, reacciona ocularmente a movimientos de cercanía, hace pipí él solo y tira de la cadena (siempre que sea de botón), sabe hacer raices cuadradas y luego también dice algunas palabras.
- ¿Habla?.
- Si, señor. Mire, aquí en la caja pone algunos ejemplos: "Guardiola No Te Vayas", "Meeeessi, Meeeeessi, Meeeeessi", "Corro Como Un Negro", "Mira Que Es Buena Persona", "Quién Te Quiere Quién Te Cuida Como Yo...".
- Y respira.
- Por supuesto.
- ¿Cuánto cuesta?.
- 345 euros.- Pilas incluidas.
- ¿Y de Adolfo, entonces, dice que no se sabe nada?.
- Lo siento, caballero, pero no.
- Más lo siento yo. Era mi única compañía - le digo, apesadumbrado, con un hilo de voz.
- ¿Le envuelvo el monopatín?
- Sí, gracias. El transporte público se ha puesto insoportable.¿Qué haces este Sábado por la tarde? Te invito al cine y a un bocadillo del Pans & Company.
- Ay, qué picarón es usted.
- Puedes tutearme, reina.
- Soy Manoli.
- Lo sé, lo pone en esa tarjetita. Llámame Paco.




4 comentarios:

Marta Hernández dijo...

jajaja :) Me ha encantado!

PACO CHUMOSKI dijo...

Gracias, Marta, por tu solidaridad y apoyo. XDDDDDD!!!. Vamos haciendo, oye. XD

Anónimo dijo...

Ese Paco genial como siempre, se me salian las lagrimas de la risa mamon.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!